Saltar al contenido

Estados Unidos levanta restricciones a viajeros extranjeros vacunados

Este levantamiento de restricciones es a partir de este 8 de noviembre, así lo informó la Casa Blanca.

La Casa Blanca ha levantado el viernes las restricciones de viaje de COVID-19 para visitantes internacionales completamente vacunados a partir del 8 de noviembre.

Este levantamiento pone fin a las restricciones inéditas que impedían a viajeros de todo el mundo ingresar a Estados Unidos.

Visitantes de Brasil, China, Canadá, México, India y gran parte de Europa entre otros se vieron afectados durante año y medio por estas restricciones.

El turismo ha sido la principal víctima de esta situación, pero también muchos trabajadores extranjeros fueron privados de reunirse con sus seres queridos y familiares.

A pesar de las fuertes presiones sobre Joe Biden de parte los gobiernos aliados, este no cedió hasta este viernes cuando el portavoz de la Casa Blanca, Kevin Muñoz, confirmó la fecha del 8 de noviembre en Twitter y agregó que la política “se rige por la salud pública, es estricta y coherente”.

Quién podrá viajar a los Estados Unidos.

A partir del 8 de noviembre, Estados Unidos admitirá viajeros aéreos extranjeros completamente vacunados de:

  • Los 26 países denominados Schengen en Europa, incluidos Francia, Alemania, Italia, España, Suiza y Grecia
  • Gran Bretaña, Irlanda
  • China, India, Sudáfrica, Irán
  • Brasil
  • De igual manera los viajeros procedentes de países que no están en el grupo arriba mencionado y que no tenían restricciones.

Los viajeros procedentes de estos países deberán poder mostrar  pruebas. de vacunación y una prueba de coronavirus negativa.

Las restricciones estadounidenses sin precedentes han excluido a los ciudadanos no estadounidenses que estuvieron en esos países en los últimos 14 días.

Los viajeros aéreos no estadounidenses deberán mostrar un comprobante de vacunación antes de abordar un vuelo y deberán mostrar un comprobante de una prueba COVID-19 negativa reciente. 

Los visitantes extranjeros que crucen una frontera terrestre no necesitarán mostrar prueba de una prueba negativa reciente.

Las nuevas reglas no requieren que los visitantes extranjeros o estadounidenses que ingresen al país entren en cuarentena.

Los estadounidenses que viajan al extranjero aún deben mostrar prueba de una prueba COVID-19 negativa reciente, y los estadounidenses no vacunados enfrentarán requisitos de prueba más estrictos.

También estarán sujetos a restricciones en los países que planean visitar, que pueden incluir cuarentenas.

El CDC planea emitir nuevas reglas pronto sobre rastreo de contactos para viajeros aéreos internacionales.

Hasta noviembre, solo los visitantes esenciales pueden ingresar. La definición de “esencial” ofrecida por la Embajada y los Consulados de EE. UU.

En Canadá incluye “trabajo y estudio, apoyo de infraestructura crítica, servicios económicos y cadenas de suministro, salud, atención médica inmediata y seguridad y seguridad.”

Quién podrá viajar a los Estados Unidos.

¿Cómo afectan las nuevas reglas a las personas de países que no estaban en la lista prohibida para viajar a Estados Unidos?

La nueva política se aplica a todas las personas que no son ciudadanas de los Estados Unidos, incluidas las personas de Japón, Singapur, México y muchos otros países cuyos ciudadanos que han podido volar a los Estados Unidos durante la pandemia.

Aunque el estado de vacunación no afecta actualmente si estas personas pueden ingresar o no a los Estados Unidos, en noviembre solo se permitirán viajeros completamente vacunados.

Estas personas ya tienen que mostrar prueba de una prueba de coronavirus negativa realizada dentro de los tres días posteriores a abordar un vuelo. Este requisito permanecerá.

La política se aplica a todos los “ciudadanos extranjeros”, lo que significa que los residentes a largo plazo de los Estados Unidos que no sean ciudadanos estadounidenses no podrán salir del país y luego volver a ingresar a menos que estén completamente vacunados.

¿Qué significa estar completamente vacunado? ¿Qué vacunas se aceptarán?

Estados Unidos aceptará vacunas autorizadas por reguladores estadounidenses o listadas para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud, según los CDC. Esto incluye Moderna, Johnson & Johnson, Pfizer-BioNTech, dos versiones de la vacuna Oxford-AstraZeneca, Sinopharm y Sinovac.

La vacuna rusa Sputnik V no se encuentra actualmente en la lista aceptada, lo que significa que la mayoría de los rusos y otras personas inoculadas con Sputnik V pueden tener prohibido ingresar a los Estados Unidos.

Se considera que las personas están completamente vacunadas dos semanas después de su segunda dosis de una vacuna Pfizer o Moderna, o dos semanas después de una vacuna de dosis única, como la vacuna Johnson & Johnson, dijo una portavoz de los CDC.

“Mezclar y combinar” vacunas, una estrategia de inoculación que implica una primera dosis de una vacuna y una segunda dosis de una vacuna diferente, se aceptarán siempre que cada dosis en cuestión es una vacuna aceptada, según los CDC.

¿Qué pasa con los ciudadanos estadounidenses?

La estipulación de vacunación no se aplica a los ciudadanos estadounidenses. Pero la nueva política requiere que los estadounidenses no vacunados proporcionen prueba de un resultado negativo de una prueba realizada dentro de un día de su vuelo de regreso a los Estados Unidos y que vuelvan a realizar la prueba después de aterrizar.

¿Qué pasa con los niños y otras personas que no pueden vacunarse por razones médicas?

Los niños menores de 18 años que no están vacunados y una categoría limitada de extranjeros que llegan de países con bajas tasas de vacunación se encuentran entre los viajeros exentos de los requisitos, dijeron funcionarios de la administración de Biden el 25 de octubre.

¿Qué restricciones para ingresar a los Estados Unidos permanecerán a partir de noviembre?

Para personas de muchas partes del mundo, incluso antes de la pandemia, el acceso a los Estados Unidos no fue fácil. 

Una de las razones por las que la prohibición de viajar tuvo un impacto tan profundo es que se aplicó a muchos de los países cuyos ciudadanos tradicionalmente tenían más facilidad para ingresar a los Estados Unidos.

La nueva política no reescribe quién puede ingresar a los Estados Unidos sin una visa, pero limita severamente quién puede ingresar a los Estados Unidos. 

Sólo el cuatro por ciento de la población de África está completamente vacunada; menos de un tercio de los residentes están completamente vacunados en muchas partes de América Latina, Asia y Oriente Medio. 

En algunos casos, no vacunarse es una opción; en otros, la gente simplemente no tiene acceso a las vacunas.

Independientemente de sus motivos, estas personas ya no podrán viajar a los Estados Unidos.

Hasta aquí esta información, gracias por su tiempo, si le parece interesante o importante esta información le invitamos a compartirla, gracias.