Saltar al contenido

“Pasaporte Verde” para volver a viajar

“Pasaporte verde” para volver a viajar


Finalmente nos llega una excelente noticia que ayudará a reactivar próximamente el tan sufrido sector de viajes y turismo. Se trata del “Pasaporte Verde Digital” .

La Comisión Europea ha presentado esta semana su propuesta de “Certificado Verde Digital“, como parte de una estrategia más para reabrir las fronteras europeas a los viajes con seguridad.

Bruselas ha informado que el “Pase o pasaporte verde digital” ayudará a mejorar la coordinación de las estrategias de pruebas de COVID-19, acelerar la vacunación, invertir en tratamientos o ayudar a los sectores del turismo y la cultura.

Así mismo informa que no se trata de un pasaporte de vacunación y que no será obligatorio, así lo expresó en su declaración el Comisario de justicia Didier Reynders:

“Con el Certificado Verde Digital, estamos adoptando un enfoque europeo para garantizar que los ciudadanos de la UE y los miembros de sus familias puedan viajar con seguridad y con las mínimas restricciones este verano. El Certificado Verde Digital no será una condición previa para la libre circulación y no supondrá ningún tipo de discriminación. Un enfoque común de la UE no sólo nos ayudará a restablecer gradualmente la libre circulación dentro de la UE y a evitar la fragmentación. También es una oportunidad para influir en las normas mundiales y predicar con el ejemplo basándonos en nuestros valores europeos, como la protección de datos.” ha dicho el comisario de Justicia Didier Reynders.

EuroNews

De qué se trata este “Pasaporte Verde Digital”

Antes que todo, la Comisión Europea insiste en que no se trata de un pasaporte de vacunación, si no de una forma de organizar todos los documentos de viaje relativos al COVID-19 que hoy nos piden para viajar.

La propuesta de la Comisión se refiere a un certificado más amplio, que incluirá otros métodos como los tests de COVID-19 o documentos que prueben que la persona se ha recuperado de la enfermedad.

El Certificado Digital verde, que es como realmente se llama, no es otra cosa que un Certificado Digital que permitirá la libre cirulación segura dentro de la UE mientras dure la pandemia.

Es inclusivo pues será accesible a todos, no será discriminatorio y lo más importante, contendrá solo información escencial.

Este certificado es una acreditación digital de que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la COVID-19 o se ha realizado una prueba con resultado negativo.

No supondrá costes y podrá ser en papel o digital, con un código QR.

Así luce el Certificado Digital Verde.

Uno de los principales problemas de la idea inicial del “pasaporte de vacunación” es que implicaba la discriminación de personas que no quieran, o no hayan podido vacunarse por alguna razón. 

“Esto permite que las personas que no están vacunadas o que aún no han tenido la oportunidad de vacunarse se beneficien también de este marco interoperativo, facilitando su libre circulación.

Mientras que los niños, por ejemplo, no pueden beneficiarse de la vacunación COVID-19 por el momento, deberían poder recibir un certificado de prueba o de recuperación, que también podrían recibir sus padres en su nombre” dice el documento de la Comisión.

Todas las personas deberían poder beneficiarse de un certificado verde digital cuando viajen por la UE, estén o no vacunadas.

Las personas que no estén vacunadas no deben ver afectado su derecho a la libre circulación, aunque tendrán que presentar tests negativos, como ocurre actualmente en muchos países o guardar periodos de cuarentena.

Los países de la UE son responsables de decidir qué derechos se aplican a los viajeros.

Gratuito y no discriminatorio

Además del resto de medidas enunciadas, para evitar situaciones de discriminación el Pase Verde Digital propuesto por la Comisión Europea debe ser gratuito y estar disponible en formato papel, para aquellas personas que no quieran o no puedan acceder a la tecnología.

Se presentará en forma de código QR. “Los certificados digitales verdes deberán expedirse a los ciudadanos de la UE y a sus familiares, independientemente de su nacionalidad.

También deberán expedirse a nacionales de terceros países que residan en la UE y a visitantes que tengan derecho a viajar a otros Estados miembros” explica el documento.

Los estados miembros seguirán decidiendo qué restricciones aplican

La Comisión no intenta decidir sobre las restricciones que pueden aplicar los países miembros, sin embargo si se adhieren al sistema del Pase Verde Europeo, tendrán que aceptar los certificados de otros países que se ajusten a sus criterios.

¿Sólo vacunas europeas?

Como les adelantó euronews el certificado europeo sólo se obtendrá con vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos, sin embargo los estados miembros podrán decidir ampliarlo a otras vacunas no aprobadas por el regulador europeo.

Los países que decidan aplicar otras medidas a los viajeros con un Pase Verde Digital deberán notificarlo a la Comisión exponiendo sus motivos.

Cuándo estará listo?

Para que, como desea Bruselas, este sistema se implante de cara a las vacaciones de verano los países miembros y el Parlamento Europeo deben aprobar la propuesta con rapidez.

También deben adoptar el marco de confianza para la interoperabilidad de los certificados digitales.

El Ejecutivo instó a los Estados miembros a “aplicar el marco de confianza y las normas técnicas, acordadas en la red de sanidad electrónica, para garantizar la aplicación oportuna del Certificado Verde Digital, su interoperabilidad y el pleno cumplimiento de la protección de los datos personales”.

Elementos fundamentales del Reglamento propuesto por la Comisión:

  1. Certificados accesibles y seguros para todos los ciudadanos de la UE:
  • El certificado digital verde englobará tres tipos de certificados: certificados de vacunación, certificados de pruebas (pruebas de RT-PCR o rápidas de antígenos) y certificados para las personas que se hayan recuperado de la COVID-19.
  • Los certificados se expedirán en formato electrónico o en papel. Ambos tendrán un código QR con la información fundamental necesaria, así como una firma digital para asegurarse de que el certificado es auténtico.
  • La Comisión creará una pasarela digital y apoyará a los Estados miembros en la creación de programas informáticos que puedan utilizar las autoridades para verificar todas las firmas de los certificados en toda la UE. Ningún dato personal de los titulares del certificado atravesará la pasarela o será conservado por el Estado miembro verificador.
  • Los certificados estarán disponibles gratuitamente y en la lengua o lenguas oficiales del Estado miembro expedidor y en inglés.
  1. No discriminación:
  • Todos los ciudadanos (vacunados y no vacunados) deberán poder beneficiarse de un certificado digital verde cuando viajen por la UE. Para evitar la discriminación de las personas que no estén vacunadas, la Comisión propone que se cree no solo un certificado de vacunación interoperable, sino también certificados de pruebas de la COVID-19 y certificados para las personas que se hayan recuperado de esa enfermedad.
  • Igualdad de derechos para los viajeros que posean un certificado digital verde: cuando los Estados miembros acepten la acreditación de vacunación para eximir de determinadas restricciones de salud pública, estarán obligados a aceptar, bajo las mismas condiciones, certificados de vacunación expedidos con arreglo al sistema de certificado digital verde. Esta obligación se limitará a las vacunas que hayan recibido la autorización de comercialización de la UE, pero los Estados miembros podrán decidir aceptar, además, otras vacunas.
  • Notificación de otras medidas: si un Estado miembro sigue exigiendo a los titulares de un certificado digital verde una cuarentena o someterse a pruebas, deberá notificarlo a la Comisión y a todos los demás Estados miembros y explicar los motivos de tales medidas.
  1. Solo información esencial y datos personales seguros:
  • Los certificados incluirán un conjunto limitado de información, como nombre, fecha de nacimiento, número de identidad, fecha de expedición, información pertinente sobre la vacuna/análisis/recuperación y un identificador único del certificado. Estos datos solo podrán comprobarse para confirmar y verificar la autenticidad y validez de los certificados.

Los certificados digitales verdes serán válidos en todos los Estados miembros de la UE y estarán abiertos a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Los certificados digitales verdes deberán expedirse a los ciudadanos de la UE y a sus familiares, independientemente de su nacionalidad. También deberán expedirse a nacionales de terceros países que residan en la UE y a visitantes que tengan derecho a viajar a otros Estados miembros.

El sistema de certificado digital verde es una medida temporal. Se suspenderá una vez que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declare el fin de la emergencia de salud pública internacional por la COVID-19.

Quiénes están en contra?

Aunque parezca increíble la OMS ( Organización MUndial de la Salud) y la ECDC (Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades ) no son favorables a esta iniciativa.

Estos organismos consideran que “todavía hay incógnitas críticas en cuanto a la eficacia de la vacunación”, como por ejemplo: en qué medida las inyecciones limitan la transmisión del virus, en qué medida protegen contra la infección asintomática y cuánto dura la inmunidad.

Nosotros desde nuestra humilde posición dentro del mundo del viaje, somos favorables a ésta medida, que realmente no es nueva.

Cabe recordar que para viajar a muchos países de mundo se exigen certificados de vacunación contra la Fiebre Amarilla.

Gracias por leernos.

Si le gustó esta información le agradecemos compartirla pues puede ser de utilidad para cualquier otra persona sobre todo en esta época de Pandemia.

Hasta pronto.